¿PORQUE REPUBLICA DOMINICANA? - Hada Madrina Esthetique
The aesthetic clinic in Punta Cana, Republic Dominican available to all!
Medecine esthetique, medicine esthetique republique dominicaine, aesthetic medicine, aesthetic medicine Dominican republic, botox punta cana, hyaluronic acid punta cana, acide hyaluronique punta cana, institut punta cana, institutes punta cana.
15971
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-15971,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-12.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive

¿PORQUE REPUBLICA DOMINICANA?

PUNTA CANA

República Dominicana es hoy considerada como EL destino emergente en el turismo estético tanto por la cualidad de los tratamientos de última generación dispensados, como por la fiabilidad de sus clínicas e institutos. Punta Cana destino estrella internacional con sus 2 millones de turistas al año, se enriquece de esta diversidad étnica y acoge profesionales de la estética formados a todos tipos de piel.
Las tarifas de la medicina estética en República Dominicana son 4 veces menos elevadas que en Europa, Estados Unidos, Canadá, Argentina, Chile…etc. ¿Porque? Por su nivel de vida más bajo tenemos acceso a productos y materiales más económicos. Gracias a una tasa de cambio muy beneficiosa – 1 euro vale 56 pesos dominicanos, 1 dólar americano 50 pesos – su moneda les ofrece mucho mas aquí que en su propio país.
¡No se pregunten más! Sin pasarse de su presupuesto vacacional habitual, regálense lo que pensaban que no era a su alcance y vuelven a cada más bella y más joven que nunca. En total discreción, algunos días lejos de sus amistades y colegas, nadie se dará cuenta, solamente la encontraran espectacular a su regreso de República Dominicana. ¡Simplemente les tendrán que decir que necesitaba un poco de descanso…las vacaciones nunca les habrán caído tan bien!

Déjese guiar por su Hada Madrina y vuelva a casa más joven y más bella que nunca.